Botafumeiro: Cuatro décadas siendo la referencia del marisco en Barcelona

0 No tags 1

Hay restaurantes que con el paso del tiempo se convierten en un emblema de la ciudad en la que están. Es el caso del Restaurante Botafumeiro en Barcelona. Un clásico. Un nombre de prestigio conocido por varias generaciones y que es sinónimo de exclusividad, de buen marisco y de prestigio desde el primer día que inauguraron en 1975.

Pasan los años y sigue igual. Su envidiable ubicación en plena calle Gran de Gracia, en el corazón del Ensanche de Barcelona, y gracias a la fama que se ha ganado con el tiempo, es un restaurante que no pasa desapercibido. Cerca de Paseo de Gracia y de la Avenida Diagonal, se ha convertido en una de las marisquerías más emblemáticas de la ciudad condal. Lo fundó en el año 1975 Moncho Neira, un gallego afincado en Cataluña, sinónimo de restauración y gastronomía del mar, y uno de los pioneros en instaurar la cocina gallega y el marisco en Barcelona.

Cocina en Vivo. Restaurante Botafumeiro (148)

Su carta no engaña. Propuestas marineras y recetas tradicionales basadas principalmente, en el pescado y el marisco. “Trabajamos con una materia prima excepcional, lo mejor que se pueda encontrar en el mercado y la tratamos con mucha delicadeza. Nuestros clientes tienen un paladar muy exigente” confiesa Neira. En este sentido, reconoce que “tengo clientes que conocen más el producto que yo y esto nos exige aún más”.

En los más de 40 años de historia, sus recetas prácticamente no han sufrido cambios. Siguen fieles a sus recetas originales que les han llevado al éxito. “Lo único que hemos variado es la presentación y las guarniciones. Cada vez trabajamos más con verdura de temporada, con productos frescos de cultivos cercanos”. De todas formas, Neira reconoce que “el éxito no es producto de una casualidad pero tampoco es una garantía. Igual que viene se va”. Par mantenerlo, afirma que es fundamental “el esfuerzo diario y en no bajar la guardia”.

Captura de pantalla 2017-03-17 a las 0.20.16

Hablar de platos estrella en el Botafumeiro es complicado. La oferta es muy amplia, pero Moncho se decanta por el “Lenguado con trufas y gambas”. Es el plato que más sale, pero no el único. Langostas, percebes, centollos, gambas y cigalas llegan fresquisimas a primera hora de la mañana y por la noche ya están todas servidas. Principalmente porque la cocina del Botafumeiro no para nunca. Más de 130 personas se encargan de que todo funcione a la perfección bajo la supervisión de Neira. Un confeso perfeccionista.

Sobre el vino, Moncho afirma que “es lo que termina de dar credibilidad a una buena comida. La bodega del restaurante debe ir sincronizada con el nivel gastronómico”. La bodega del Botafumeiro combina apuestas actuales y vinos clásicos de referencia. En la carta destacan dos de nuestros vinos: Vinya Le Havre Cabernet Sauvignon y Vinya Gigi Chardonnay. Dos vinos exclusivos certificados como “Vino de Finca” que maridan a la perfección con la oferta gastronómica del restaurante.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *